Anti-guía de Viajes

¿Cómo viajar con más ganas que miedos en épocas de Covid?

¿Cómo viajar con más ganas que miedo en época de Covid?

Yo no se tú, pero hace meses que tengo más abstinencia de viajar que de comer azúcar, y eso que estoy muy enganchada a los dulces 😛 

Sin embargo, como cualquier persona que está fuera de juego un tiempo, me “oxidé” y empecé a ver esto de subirme a aviones como Ubers como algo muy muy lejano.

¿Quién tiene ganas de viajar hoy en día con todo lo que está pasando? ¿Qué necesidad hay de exponerse? Además ni siquiera lo voy a disfrutar del todo si tengo que estar con la mascarilla y pasándome alcohol en gel a cada rato. Eso para mi no es viajar. 

Bueno, ese era mi speech hasta hace una semana cuando decidí tomarme vacaciones del Coronavirus después de estar encerrada durante 5 meses y medio en la “Cuarentena más larga del mundo” según el Record Guiness, que es la de Argentina 😛 

Con todo el respeto que este tema se merece, mi experiencia viajando en plena pandemia ha sido una grata sorpresa.

Hay tanto protocolo, cuidado y respeto entre los pasajeros y la tripulación que me siento más segura en un avión que en el propio metro o en un bar con amigos.

Cuando quedamos en un bar o en una casa, estamos en un lugar cerrado sin mascarilla y a mucho menos de metro y medio de distancia de otras personas, sin embargo en el aeropuerto o en el mismo avión, nos han pedido que estuviéramos en todo momento dentro de una distancia prudente, con el tapaboca siempre puesto y con el asiento identificado por las dudas por si nos tuvieran que contactar.

¿Se acuerdan cuando nos levantábamos todos a la vez para salir del avión lo antes posible y competíamos por quién salía primero? 

Bueno, eso ya no pasa. Por fin hay amabilidad entre las personas y dejamos pasar al otro sin prisa. 

Pensé que viajaba por placer, pero irónicamente me di cuenta que viajo por SALUD. 

Sí, viajar nos hace bien a todos, nos despeja y nos hace olvidar de nuestras rutinas y nuestros problemas aunque sea por el tiempo que dure nuestra estadía donde sea que vayamos.

Al final lo que pasa con los miedos es algo parecido a lo que ocurre con la grasa corporal: Se va acumulando y acumulando y cada vez es más difícil removerla. El cuerpo se acostumbra a ella y nosotros a tener ese cuerpo con el que al principio no nos identificábamos.

¿Se puede viajar en épocas de Covid?

Es muy personal esta opinión, pero si me preguntan a mí diría que SÍ.

Se puede siempre en cuando tengas paciencia, prudencia y estés abierto de mente para viajar de una manera nueva. Que no tiene que ser mala, simplemente distinta.

Mirémoslo como que es el “precio” que hay que pagar, como cuando de chico te decían que no había postre hasta que no te comieras toda la comida. Bueno, salvando las distancias, ahora nos toca “Comernos un montón de verduras que no nos gustan” para llegar a ese pedazo de postre que nos fascina 🙂

En resumen: ¿Vale la pena viajar en ésta época?

Sí, lo VALE TODO. 

Parece mentira que ni siquiera una PANDEMIA MUNDIAL nos ha quitado las ganas de viajar. Estamos como cualquier adolescente eufórico esperando en la puerta de la discoteca para que abran las puertas y ser los primeros en entrar, pedir una copa y bailar hasta que cierren el local ¿Me equivoco? 

Lo más importante que me gustaría que te quedes de este post es:

No dejes que el miedo o las noticias te paralicen. 
El virus y los contagios son reales y pueden ocurrir en cualquier sitio, no hace falta que sea a mil pies de altura. Toda esta nueva realidad nos ha enseñado a que no podemos ir por ahí a lo loco como hacíamos antes, pero tampoco podemos dejar de vivir. 

No hay peor pandemia que la del miedo. Seamos respetuosos, cuidemos nuestra salud física y también la mental que es igual de importante que la otra.

Mientras te cuides y cuides a los demás, hay pocas probabilidades de que salga algo mal. 

Y si acaso ocurriera, puede pasar en cualquier lado, no te castigues. Sé comprensivo contigo, nadie tiene el manual de instrucciones de ¿cómo sobrevivir a una pandemia? Hacemos lo que podemos y lo mejor que podemos. 

Lo más importante es no perder la esperanza de que ESTO como tantas otras cosas terribles que ocurrieron en el mundo, también va a pasar =)

¡Ah! Se me olvidaba… ¿adónde viajé? A la maravillosa y encantadora ciudad de Lisboa, la cual tendrá un post dedicado exclusivamente a ella dentro de la Anti-Guía de Viajes para que puedas sacar todos los secretos y rincones de este lugar que no aparecen en Instagram 😛 

Espero que te haya servido este breve relato para calmar las ansias y saber que tardes más o tardes menos … 

¡Vas a volver a viajar!

Un abrazo virtual,

FIRMA-BLOG-NATALIA

 

8 Comentarios

  • Maria

    Impresionante post, Naty…. Hay que animarse y convivir con esta realidad, vivir con éste codvid19.
    En mi caso, de a poco queriendo salir nuevamente al mundo. Después de 7 meses de encierro…
    Reconozco que no es nada saludable tanto tiempo.
    Por eso, comparto tu experiencia y tu audacia de con todo los protocolos a tomar decisiones y animarse a viajar, o salir darte el gusto. Y si ¿me lo permitís? Mediante este post, se lo voy a recomendar a mis amigas.
    Nuevamente gracias por compartir tus experiencias y reflexiones besos.

    • Nat

      Woooow ¿7 meses? Te admiro por la paciencia y por la forma positiva de encararlo. Siempre poniendote a vos primero, sin dejar de cuidarse, hay que empezar a ver nuevas formas de vivir. ¡Claro! me encantaría que lo compartas con quien quieras, para mí será un placer.

      Un besazo y mucho ánimo con esa vuelta a la vida exterior 🙂

  • Tony

    Me encanto el post! Me sentí después de leerlo totalmente identificado, este finde supere los miedos y me animé con todos los cuidados y protocolos viaje. LLegué al postre. Re descubrí eso que nos falta la libertad y el poder hacer cosas fuera de casa. Se siente muy bien, solo hay que animarse!

    • Nat

      ¡Qué bueno leer eso Tony! A veces sobrepensamos tanto las cosas que ya si de por sí no son ligeras de llevar, nosotros las hacemos más pesadas aún.
      Date tus tiempos y tu espacio, y siempre que te estés planteando algo pensá primero ¿Y si sale bién? antes que pensar todo lo que puede salir mal.

      Un abrazo!

  • Sole

    Después de leer el post se me despertaron unas inmensas ganas de viajar. Hay que adaptarse a estos tiempos y tratar de acomodarnos a esta nueva “normalidad”.

  • Fe

    Me gusta que nunca dejes de lado tu espíritu aventurero y nos aconsejes a desafiarnos. Gracias Nat por el post tan cierto! Hay que seguir viviendo y disfrutando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *